viernes, 28 de noviembre de 2008

Historia (producida del aburrimiento del profe de sociales)

Levanté la cabeza y miré hacia arriba, hacia la luna. Su luz me parecía embriagante y seductora, haciendo que algo se revolviese dentro de mí. Todo estaba oscuro, pero nada me intimidaba. No era la primera vez que me llamaban La Dama de las Sombras, y la verdad, no les falta razón. Vivo en la noche, soy una de las dueñas de la nocturnidad. Los otros dueños estaban a las sombras de otra noche, muy distinta de la mía. Tampoco es tan bonito estar sola, sola en un mundo que no te quiere. Sola en un mundo al que no perteneces. A mi antes, cuando me comía el mundo, cuando la luz y la alegría, lo caro y lo bello llenaban mi vida, no me gustaba especialmente la claridad, ni el cariño, ni muchas cosas. Vivía para mi, en mi mundo particular, y, un buen día, me acusaron de asesinato. Me cargaron el muerto a mi, que era, cuando quería, muy envidiosa y arrogante. Pero yo no había matado a nadie, y eso fue una cruz para mi reputación. Tuve que dejar de salir de casa, hasta que la gente de mi propia familia creía que yo verdaderamente la había matado. Todo ello me obligó a irme, y esconderme. Desterrada d mi mundo, de mi familia me recluí en la oscuridad, y así hasta ahora. Aquí es difícil que me encuentren. Se manejarme perfectamente por aquí. Podría vivir aquí el resto de mis días, ahora las sombras son mi vida, la oscuridad mi confidente, y, la noche es mi hogar.
-Valerie –dijo una voz a mis espaldas sombría, aunque conocida.
-¿Qué?
-Ven
En realidad estaba casi a su lado, así que me acerqué un poco más, y, el me atrajo más. Aún oía el eco de su dulce palabra en el aire.
- Ya estás a mi lado, ¿adónde quieres que vaya?
- Valerie –dice mi nombre, como si fuera algo preciado para el.
-¿Qué? –pregunto intrigada
- Ven a mí
Entonces me acerca más el y me besa suave y cautivadoramente. Después un fuerte dolor en el cuello me atenaza, aunque se perfectamente lo que está haciendo. No soy yo en concreto lo que le hace sentirse atraído hacia mí. Mi sangre también ayuda mucho. Un lazo invisible me atrae irremediablemente hacia el. Mi cuello queda nuevamente libre, aunque algo dolorido. Mi visión se nubla un poco, pero el parece satisfecho así que lo dejo estar. Hoy en día es la persona a la que más quiero, aunque no es a la única que he querido. Es misterioso y atractivo, y eso me hacía querer saber mas de el. Ya que querer a una persona implica que para ello tienes que conocerla antes, y, sobretodo confiar en ella. Yo aún dudo en mi fuero interno que pueda confiar en el. Sobretodo tengo que averiguarlo para poder contarle algunos secretos, uno de mis secretos importantes que es conveniente que sepa. Aunque dudo que tenga tiempo de hacerle saber algo sobre mí. Ya que hay decisiones tomadas hace mucho tiempo que no creo posibles que puedan cambiar. Otros secretos irán acompañándome hasta la muerte. Son demasiado comprometedores y peligrosos.
Me deja de besar, yo ya he decidido algo. Algo en lo que llevaba mucho tiempo pensando, y que si, era importante, pero hoy más que nunca, quizá fuera el instinto, quizá otra cosa, me puesto claras las cosas. Me separo de el y me doy la vuelta dispuesta a marcharme.
-¿Adónde vas?
- A salir de aquí.
-¿A salir de la noche?
-Si, voy a dejar de esconderme.
-¿De quién?
-Del mundo
-¿Quieres contármelo?
-Es demasiado complicado.
Sigo con mi camino, decidida a desaparecer de allí como fuera. Decidida a dar la cara.
-Valerie –dice, pero yo no me giro.
-¿Si?
-Te quiero
Noto el beso en mis labios, su sabor en el aire, y, en el fondo, se que me desea todo lo mejor.



Besos
Neferet

3 comentarios:

Alba, RiCa En OmeGa 3 dijo...

QUE BONITO!!
es precioso!!
me tienes que dejar leer el libro e??
xD
de verdad, esta genial :)
y eso, que tequiero!!
un besooo!! xD
AlbiiTah*

||Moon|| dijo...

hola!
hace mucho qe no pasaba por aki
vengo a saludar.. ya publica mas
=)
saludos!

||Moon|| dijo...

De nuevo yo aqui..
vaya que te has ausentado..
bueno espero saber si sigues por ahi diambulando entre toda la gente.
un saludo!